7 may. 2011

CASTILLO DEL PAPA LUNA DE PEÑÍSCOLA

Información extraída de : Situación

El Castillo de Peñíscola ocupa la zona más elevada del peñón sobre el que se sustenta la antigua ciudad de Peñíscola, provincia de Castellón, una pequeña península que penetra en el mar, elevandose por encima de la localidad.

Historia

El Castillo de Peñíscola comparte con el Vaticano y el palacio de los papas de Aviñón el privilegio de haber sido Sede Pontificia, una de las tres que ha habido a lo largo de la historia.

La estructura principal del castillo y la ciudad proceden de tiempos de la dominación musulmana. En 1225, y con sólo dieciséis años, Jaime I intentó, sin éxito, conquistar el castillo de Peñíscola. 8 años más tarde, en 1233, pudo conseguir que la fortaleza pasase a la Corona cristiana, a cuyo patrimonio estuvo ligada hasta la cesión a la Orden del Temple en 1294, quien acometería en el castillo obras de restauración y re fortificación muy importantes, hasta darle la imagen básica que hoy presenta, a imagen y semejanza de los castillos de Tierra Santa.
En 1307, y tras la caida de la Orden, Jaime II se apoderó de la fortaleza, devolviendola a la Corona, siendo nuevamente cedida en 1319, esta vez a la Orden de Montesa. También esta orden efectuó numerosas modificaciones, hoy perdidas.
En 1411 la Orden de Montesa cedió la fortaleza a Benedicto XIII, el Papa Luna, quien residió en ella desde 1415 hasta 1423, época en la que Peñíscola fue sede pontificia, y su castillo acondicionado para tal función. Con el fallecimiento del Papa Luna se cerró uno de los capítulos de mayor esplendor del castillo. En 1441 volvió a manos de la orden de Montesa y de nuevo a la corona.
Durante la guerra de las Germanías sirvió de fortaleza a las tropas reales, refugiando al virrey de Valencia y otros nobles.

Felipe II adaptó la fortaleza a las nuevas armas de artillería para frenar los ataques de los piratas berberíscos que asolaban las costas valencianas.
Durante la guerra de Sucesión las tropas leales al rey resistieron el ataque de las tropas inglesas del Archiduque Carlos.

En el año 1812, durante la Guerra de la Independencia, las tropas francesas lo conquistaron, perdiéndolo dos años más tarde. A partir de esta época, y especialmente tras las guerras Carlistas, su papel militar fue decreciendo rápidamente.

Descripción

El castillo se sitúa en lo alto de la ciudad. Su planta es más o menos cuadrada con cinco torres de forma cuadrangular. Sus muros son gruesos y altos. La puerta esta enmarcada por dos torres. Dispone de una muralla abaluartada, en la cual destaca un garitón con el escudo de la etapa de Felipe II. Una característica de este castillo es que se utiliza la terraza de las torres como elemento defensivo.

Uno de los aspectos que más destacan de esta fortaleza es su garitón defensivo. Situado en las murallas de la ciudad presenta el escudo del rey Felipe II, apareciendo el basón de Portugal. También destaca su torre del homenaje por la decoración del blasón pontificio, la tiara y la luna, distintivos del papa de Aragón.
Por la puerta accedemos a un patio de armas con un atrio. En el patio de armas se abría una galería, hoy inexistente, de la que quedan los soportes de las vigas. En la parte derecha se encuentra las estancias de Papa Luna y a la izquierda la iglesia de los templarios. Destaca también una escalera esculpida en la propia roca. El castillo posee una multitud de salones, como el salón del comendador o el salón cónclave, pasadizos, adarves.

Materiales

El material que se utiliza en esta impresionante construcción defensiva, es la piedra. La técnica que se utiliza es la sillería que consiste en labrar la piedra en bloques de forma cuadrangular y colocarlos perfectamente alineados los unos encima de los otros, tomando diferentes formas, cuadradas o circulares.

Estado de conservación

El castillo y parte de las murallas de las que estaba dotada la población se encuentran en perfecto estado de conservación. Todos los elementos del castillo, así como su imagen de conjunto, son de una calidad extraordinaria, habiéndose convertido, quizás, en el mejor ejemplo de conservación de la arquitectura militar de la Comunidad Valenciana.

Propiedad y uso

Pertenece al Patrimonio del Estado, y desde 1957 lo administra la Excma. Diputación de Castellón. Se destina a uso turístico, Sala de Exposiciones y actividades culturales (festivales, congresos, conferencias, etc).



No hay comentarios: