15 mar. 2012

PEÑA DE FRANCIA

Al sur de la provincia de Salamanca se extiende la Sierra de Francia. Allí se levanta La Peña de Francia, un majestuoso pico de 1727 metros sobre el nivel del mar. En su cumbre hay construido un conjunto de edificaciones religiosas, donde se venera la imagen de la Virgen allí encontrada. La Virgen de la Peña de Francia.

HISTORIA
 ¿DE FRANCIA?
Parece ser que tras la reconquista, la repoblación de estas tierras hubiera tenido lugar con una colonia francesa por lo que la comarca recibiera el nombre del origen de los repobladores. No es casual que por los pueblos de aquella sierra sean frecuentes apellidos "franceses" como Cascón, Griñán o Bernal.



SIMÓN ROLDÁN
Simón Roldán era un joven estudiante que nació en París a principios del siglo XV al que se le apareció la Virgen y, en sueños le dijo "Simón, vela y no duermas. Simón, vela y no duermas. Partirás a la Peña de Francia que se encuentra en tierras de occidente, y buscarás en ella una imagen semejante a mí; la encontrarás en una gruta, y allá se te dirá lo que has de hacer".
El pobre Simón, sin mas "información" recorrió durante cinco años la Bretaña (su Occidente) sin encontrar la "peña de Francia".
Desalentado decide peregrinar hasta Santiago y antes de volver a París, se desvía casualmente por tierras salmantinas

Cinco años gastó en búsquedas inútiles a través de la geografía gala. interrogando insistentemente por la Peña de Francia. Al cabo de un tiempo se juntó a unos peregrinos que iban a Compostela, y con ellos se arrodilló ante el Sepulcro del Apóstol. De retorno, se desvía hasta llegar a Salamanca. Tras una estancia de varios meses presencia una riña entre carboneros en la que oye hablar de "la Peña de Francia". Indagó y allí llegó. Pronto se puso a buscar 

Efectivamente, otro día de mercado en el mismo sitio, presencia la riña de unos carboneros, en dicha disputa uno amenaza a otro con matarlo y luego esconderse en las espesuras de la Peña de Francia para huir de la Justicia.
Tres días buscó inútilmente. No cesaba en la búsqueda y al atardecer del tercer día de rastreo decide pasar la noche al refugio de una roca. Durante el sueño se le aparece de nuevo la Virgen para comunicarle que "en la roca misma donde te has refujiado se encuentra la imagen que buscas y  aquí cavarás, y lo que hallares has de sacarlo y ponerlo en lo mas alto del risco, donde construirás una Iglesia".
Le faltó tiempo para ir a  San Martín del Castañar en busca de ayuda. Cuatro vecinos (Pascual Sánchez, Juan Hernadez, Benito Sánchez y el escribano que dio testimonio fehaciente Antón Fernández) le acompañaron y con gran esfuerzo apartaron una enorme roca tras la cual, había una pequeña gruta que ocultaba la imagen e la Virgen.
Esto aconteció el 19 de mayo de 1434 y Simón consagró su vida a esta imagen. Simón pasará a la historia como Simón Vela, un apellido que recuerda la voz de la Virgen que le repetía aquello de  "Simón, vela...".
Simón pronto se puso manos a la obra en la construcción de una ermita para la veneración de la Virgen de la Peña que terminó en menos de tres meses. Apenas dos años mas tarde, la orden dominica se hizo cargo de la ermita.

EL CONJUNTO
Los dominicos construyeron:
-UNA IGLESIA . Cuyo presbiterio no es otra cosa que la ermita de Simón Vela.  La Iglesia es del siglo XV (Terminada en 1450). Gótica, de una necesaria sobriedad dadas las duras inclemencias invernales. En su interior hay capillas laterales en las que están las imágenes románicas de Santiago, San Andrés y del Santo Cristo que habían sido escondidas por los cristianos ante el acoso de los moriscos. Fueron encontradas después de la aparición de la imagen de la Virgen.
- UNA HOSPEDERÍA. También del siglo XV.
- UN CONVENTO. La comunidad de dominicos creció rápidamente y en 1516 contaba con 22 religiosos. El convento creció adosado a la iglesia. En el patio del claustro hay un aljibe que almacena agua de lluvia. El color esmeralda que adquiere allí el agua da nombre al sitio de Pozo Verde.
Sorprende el espesor de sus muros, que en algunos sitios alcanza los tres metros. ¡Lógico!, pensando las durísimas condiciones climáticas de los meses de invierno.
Como aún así, el frío era insoportable, en 1516 se puso la primera piedra de "otro convento", "La  Casa Baja", a los pies de la peña donde la mayor parte de la comunidad dominica bajaba a pasar el invierno.
-CAPILLAS. Tres capillas extreriores, que indican cada una de ellas el lugar donde fueron encontradas las imágenes.
Capilla exterior del Santo Cristo.
 La imagen del Santo Cristo fue encontrada en abril de 1446 por un vecino de La Alberca entre dos grandes rocas y cubierta de piedras más pequeñas.
Capilla exterior de San Andrés.
Levantada allí porque es el sitio donde Fray Andrés de Cogollos, prior de la comunidadencontrara allí la imagen de dicho santo en agosto de 1440.
Capilla La Blanca.
Levantada sobre la roca donde se encontró la imagen de la Virgen. Por ello tiene un empaque especial.
Desde allí se accede a la gruta de la Virgen.